A la joven ya no le importan las críticas…

La modelo farandulera Ignacia Michelson busca a toda costa llamar la atención, algo que ha logrado con éxito, ya que sus osadas fotografías que publica a través de sus redes sociales se vuelven virales en cosa de minutos.

Pero esta semana no ha sido nada fácil para la ex chica reality, esto porque descubrió que le inyectaron el famoso metacril o Silicona industrial en sus glúteos por motivos estéticos.

Esta peligrosa sustancia ha sido usada por muchas modelos faranduleras para aumentar la parte trasera del cuerpo, pero el lugar donde se realizaban estos procedimientos fue clausurado por ser ilegal.

“Había visto el resultado en otras chicas y me gustó como les quedó. Allá me dijeron que lo que me inyectarían era ácido hialurónico, un tratamiento que era nuevo en Chile para aumentar zonas del cuerpo. Me costó un millón de pesos y me fui feliz con el resultado”, confesó Ignacia sobre lo sucedido hace 3 años atrás.

Ahora, Michelson deberá someterse a otro procedimiento médico para quitar el metacril de su cuerpo, sin embargo, a pesar de todos estos inconvenientes, la joven continúa mostrando su figura sin pudores, incluso desafiando todo tipo de censura y así lo hizo en una publicación en Instagram Stories, donde su autorretrato rápidamente se hizo viral por dejar muy poco a la imaginación…

HAZ CLICK AQUÍ PARA VER LA IMAGEN